El abrazo del hincha.

La mañana estaba fresca pero eso no fue impedimento para que miles de Bolsilludos colmaran la popular Abdon Porte y parte de la Atilio García.

Cánticos, mates,familia y lo que unía: el sentimiento Nacionalófico.

El punto máximo de ebullición de la mañana fue cuando antes de retirarse los players se jutaron en un racimo humano muy cerquita del Codo que un ambas tribunas y ahí se creo algo maravilloso,jugadores e hinchada fueron uno.

Mañana se juega un clásico histórico, puede marcar un mojón, el rival viene cascoteado por su reciente eliminación de la Conmebol Libertadores y Nacional viene entonado allá de que de lograr el triunfo le daríamos (deportivamente hablando) un duro golpe a Peñarol,esperamos que sea en paz y todos retornemos tranquilamente a nuestros hogares.

Sabemos que mañana los 2000 Bolsos que van se haran sentir 30 veces mas,porque tienen el apoyp de mas de 1 millón y medio de gargantas.

You may also like...

A %d blogueros les gusta esto: